Mercado Victoria

Blog

Os presentamos a Amanda, nuestra catadora por un día

27 de abril de 2016 0 Comentarios

Mi nombre es Amanda Ramírez Algar. Os voy a contar una experiencia que he vivido en el Mercado Victoria, y que a cualquiera de los lectores le hubiera encantado experimentar en primera persona.

Por razones académicas resido en Córdoba, aunque mi pueblo natal es Lucena. Tras pasar una Semana Santa en la que apetece estar en el Mercado Victoria día sí y día también, reuní algunas fotografías con mis amistades y mejores compañías y me animé a participar en el concurso “Catador o Catadora por un día”. Varios días después de enviar dichas imágenes, se me comunicó que había sido seleccionada, y eso me convertía en “Catadora por un día”.

El pasado martes, día 19 de Abril, me dispuse a ejercer mi tan encantadora labor, que no consistía en otra cosa que comer y probar cuantas delicatesen se me presentaban en cada uno de los exquisitos puestos que conforman el Mercado.

Comencé mi ruta en “Sherry & Wines”, el puesto de los encurtidos, probando una delicia de queso y butifarra y otro sabroso encurtido de dátil, bacón y queso.

Después seguimos en “La Molletería”, donde pude degustar tres crujientes pulguitas. La primera de chorizo, la segunda de pollo con salsa picante y la tercera de tortilla de patatas y mahonesa. A cada cual mejor.

Mi siguiente parada fue en “La Salmoreteca”. En este puesto pude comer un suave y refinado salmorejo tradicional con huevo, virutas de jamón ibérico y aceite de oliva virgen extra.

Continuamos en “Desde México”. Allí probé el taco mexicano. Su pan de pita con el pollo marinado y la fresca selección de tomate, pimiento y cebolla no tienen desperdicio alguno.

catadora4

Uno de mis establecimientos favoritos es el que toca en este instante, “Raza Nostra”. Es un asador de carnes a la brasa para tomar en el lugar o para cocinar en casa, donde pude comer una deliciosa hamburguesa de vacuno con una muy bien aconsejada salsa de barbacoa picante. El sabor es una explosión para las papilas gustativas.

Después, continuamos en “Mil Sabores”. Aquí pude degustar una riquísima y crujiente tempura de verduras, que consta de una fresquísima selección de verduras fritas pasadas por harina que te hará pensar en repetir.

Otros de los puestos donde más pude disfrutar fue en “Ibéricos Covap”. Su jamón ibérico de bellota no tiene comparación con ningún otro.

En “La Vinoteca”, el vino es todo un lujo para los paladares más exigentes. Aquí pude probar un queso semicurado de cabra y oveja acompañado de un fino en rama de Pérez Barquero, pero lo mejor llegó con el sabor del queso curado de oveja acompañado de un oloroso Gran Barquero Reserva de 30 años.

catadora9

 

La próxima parada fue en “100 Flamenkitos”. Un puesto incorporado recientemente al Mercado Victoria, pero que estoy segura que va a triunfar por su variedad y reinvento en el concepto del flamenquín. Si estáis dispuestos a salir de la zona de confort del flamenquín cordobés y elegir entre las más de 25 variedades que tiene su carta, yo os recomendaría el flamenquín de salmón, merluza y queso o las croquetas de mousse de morcilla, un sabor suave y un concepto innovador que merece la pena probar, sin duda uno de los mejores.

Y de lo mejor es también la deliciosa pizza de “San Raffaello”. Sus verduras son ecológicas, su pan de telera es inmejorable, los productos son locales a excepción del queso provolone y las pastas llegadas directamente desde Italia. En pizzas no tiene comparación con lo que estamos acostumbrados a comer, podría ser mi sabor supremo de toda la degustación.

La siguiente tapa fue servida en la “Arrocería”, donde un panecito con tomate, jamón ibérico y queso previamente pasado por la plancha, pueden hacer que no quieras marcharte del lugar.

En “Ostras y Mallorca” pude catar el pulpo a la gallega, que tiene un toque de pimentón que lo hace muy sabroso, y el esturión con caviar tiene un sabor refinado a mar inigualable. Sabores muy intensos aptos para los más exigentes.

La “Gamba de Oro” ofrece una selección de marisco fresco dingo de ver. Los calamares fritos están deliciosos.

Otro de mis descubrimientos estrella fue el japonés, “Aku Japanese Food”. Un lugar donde pude comer sushi cordobés, que consiste en un rollo de arroz relleno de aguacate y gamba con jamón ibérico rodeándolo sobre una cama de salsa de soja. Imposible marcharse del Mercado sin repetir.

En “La Medina” puedes comer las mejores brochetas y hojaldres salados. La brocheta de ventresca de atún es suave pero salada, tierna pero con cuerpo. La brocheta de pollo marinado y champiñón sencillamente es sublime.

“La Tranquera” es un puesto de carnes argentinas, en el que la parrillada de carne argentina o la entraña en su punto es de lo más delicioso y jugoso que puedes degustar, la carne es de máxima calidad.

Por último, el indio “Handi Rotti” tiene una verdura al curry y una coliflor frita exótica y perfecta para dejarte llevar a través de sus sabores a lugares lejanos.

En conclusión, me gustaría decir que los puestos que por una o varias razones me han hecho decantarme y llegar a verlos como mis favoritos son: “La Molletería”, “Raza Nostra”, “Ibéricos Covap”, “100 Flamenkitos”, “San Raffaello”, “Ostras y Mallorca”, “La Medina” y “La Tranquera”.

catadora2

Para terminar, no me gustaría despedirme sin resaltar que el personal que trabaja en el Mercado Victoria es más que satisfactorio, y se nota la amplia formación y bagaje en cada profesional de cada área. La gastronomía acompaña a todos los gustos con la mejor calidad y el mejor sabor. El lugar está situado en un enclave estratégico e idílico, que hace que no puedas pasar de largo. Las instalaciones tienen una estructura envidiable que cuentan con terraza para copas, “Sojo Mercado”, y zona infantil. La higiene y la limpieza en todo el recinto brilla por sí misma.

Para terminar me gustaría dar las gracias a Graciana y Jesús por acompañarme en esta maravillosa experiencia, profesionales como la copa de un pino que conocen y realizan su labor con plena perfección. Gracias también a Rafael por realizar unas fotografías inigualables de un día que ha dado para mucho y que no ha parado de mejorar. Sus imágenes inmortalizan lo que con las palabras no se puede expresar.

A los lectores y lectoras, gracias y… que aproveche.

Deja un comentario